Sin categoría, TLP

Y a pesar…

Y a pesar de que había ya había sido coronada como la Reina de corazones, llegó ese lobo feroz disfrazado de oveja blanca a darle un giro de 360 grados a mi vida, donde aprendí, que un café te lleva a más de un simple acuerdo y que un simple acuerdo te lleva a más de un corazón roto, porque tú, mi pequeña oveja, no sólo me rompiste el corazón, me rompiste la vida, me hiciste cachitos, quizá esta Reina hubiera podido resistir cosas peores, pero elegiste el peor momento para sacar la casta y sacar tus colmillos a relucir..

Pudiendo marcharte cuando el castillo estaba en su mejor momento, elegiste el momento preciso en el que éste se derrumbaba y tú sólo decidiste dejar de estar con una simple mirada de reojo antes de partir y sin siquiera decir un adiós, mucho menos un hasta pronto.

¿Cómo si decías amarme pudiste hacer esto? Es el reproche de cada noche que me hago, que le hago a la vida, volteando al cielo, buscando detrás de cada estrella, de cada constelación la respuesta de esta pregunta que evidentemente no tiene respuesta, porque claramente nunca conocí tu verdadero ser, empezando por el hecho de que no pude ver que eras un lobo feroz que esperó el mejor momento para comer lo poco que quedó de mi…

Por favor no lo malinterpretes, pero hubiera preferido que compraras un conejo y lo comieras y destrozaras como lo hiciste con mi corazón y mi vida…

Anuncio publicitario